Fangio en su última visita a San Luis

Dirigentes del Automóvil Club San Luis le pidieron asesoramiento para construir el circuito de Potrero de los Funes. Fue declarado huésped de honor. Las mejoras, el asfaltado y la inauguración. El trazado. Quiénes corrieron. El regalo de una camisa.

(Nota de El Diario de la República, difundida el día 29 de Junio. Escrita por Johnny Díaz.)

En Michell. Juan Manuel Fangio, Rosendo Hernández, Pringles Mendoza y

En Michell. Juan Manuel Fangio, Rosendo Hernández, Pringles Mendoza y "Lulo" Sosa durante una cena en San Luis.

En la década del '70 ocurrieron algunos hechos que marcaron una época. Brasil salía campeón mundial del fútbol en México, un año después China ingresaba por primera vez a la ONU y se inventó el primer microprocesador. En 1972, Munich se vio conmovida por un atentado terrorista donde mueren once deportistas israelíes. En 1973, el grupo terrorista ETA asesina al presidente del gobierno español Luis Carrera Blanco. En 1974 la denominada Revolución de los Claveles Rojos en Portugal termina con la dictadura salazarista que dominó el país por casi medio siglo. En 1976, en la Argentina un golpe militar derroca a María Estela Martínez de Perón, la dictadura gobernaría hasta 1983. Y en 1977, San Luis era visitada por el quíntuple campeón mundial de Fórmula Uno, Juan Manuel Fangio. Fue uno de los hechos deportivos más importantes que vivió la historia del automovilismo sanluiseño.

Fangio, su esposa y un matrimonio de empresarios españoles estaban de paso por San Luis y se alojaron en el Gran Hotel España de la avenida Illia. Uno de los empleados se lo comunicó a su dueño, Enrique “Quique” López, quien inmediatamente fue al Banco Nación donde trabajaba Hugo Pringles Mendoza, por ese entonces dirigente del Automóvil Club San Luis (ACSL) para avisarle de su ilustre huésped.

“Apenas me enteré me crucé hasta el bazar Pringles, propiedad de Juan Raúl ‘Lulo’ Sosa y presidente del Automóvil Club San Luis”, dice Pringles Mendoza. De inmediato su cabeza se focalizó en darle la bienvenida como se merece a una personalidad internacional.

Visita de lujo. Fangio, Raúl

Visita de lujo. Fangio, Raúl "Lulo" Sosa, el ídolo sanluiseño Rosendo Hernández, dirigentes y Carlos Bassi de El Diario de San Luis, en Potrero de los Funes. En ese viejo trazado nació el circuito.

 

“Fangio nos recibió amablemente y después de intercambiar saludos, nos dijo que al otro día seguían viaje. Por eso ‘Lulo’ lo invitó a que se quedara un día más y así nos asesoraba en un lugar de Potrero de los Funes al cual pretendíamos transformar en un circuito, a lo que accedió de muy buena manera”, recuerda. El improvisado grupo que le dio hospedaje se retiró, pero avisó a la Gobernación del visitante y sus amigos. El brigadier (R) Hugo Raúl Marcilese, a cargo del Ejecutivo, los invitó a su despacho y lo declaró huésped de honor, comprometiéndose a colaborar en lo que fuera posible para que San Luis, tuviera su primer circuito asfaltado para la práctica del automovilismo deportivo. Marcilese también le hizo una recepción en la Residencia Oficial, a la que concurrieron funcionarios y algunos dirigentes como Victorio Alessio, Juan Alberto Grillo, Bustos, Atilio Tosco, Daniel Mana, 'Beto' Adorno, Enrique 'Quique' Fernández, Juan Raúl  'Lulo' Sosa y el actual gerente de la Cámara de Comercio puntana.

Pringles Mendoza dice que al otro día, Fangio; su amigo español; el ídolo sanluiseño, Rosendo Hernández; 'Lulo' Sosa y él, fueron hasta Potrero de los Funes para ver el camino que bordeaba el lago, que era una ruta muy transitada por la belleza natural y de construcción muy rústica. Los dirigentes sanluiseños pretendían que el quíntuple campeón mundial les hiciera pie para llegar a las autoridades del Automóvil Club  Argentino y explicar las necesidades sanluiseñas de tener un circuito propio. “Recuerdo que en un Mercedes Benz 250, diesel de cinco cilindros, Fangio hablaba y decía que era muy lindo el lugar, y que tenía una lejana similitud con Nürburgring” (NR: un autódromo ubicado alrededor del pueblo y castillo medieval de Nurburgo, en Alemania).

A modo de anécdota dice: “Yo miraba y escuchaba todo, iba sentado al medio y atrás, al lado de Rosendo Hernández y del empresario español. Adelante, de copiloto 'Lulo' Sosa y decía: 'Esto es para gente que sabe manejar, es como si fuera un semipermanente, es muy trabado, se va doblando de derecha a izquierda continuamente, no es para TC, tiene una belleza espectacular, pero hay mucho que hacer para que sea un buen circuito en el futuro'. Veía el cuenta kilómetros y por momentos subía a unos 140 kilómetros, una velocidad que por esos años creo yo, alcanzaban sólo las cupé Torino”.

Fangio aprovechó su estadía en San Luis para encargarle que le buscara un campo. Él quería invertir en tierra puntana. "Lo contacté con Marchioni y García, una inmobiliaria que estaba en Chacabuco entre Pringles y Belgrano, también intervino mi suegro, Francisco Sifrigido Moyano, topógrafo y empleado de Agua y Energía (hoy Edesal). Al final, el negocio no se hizo, pero me mandó una conceptuosa nota de agradecimiento por las gestiones que la tengo guardada como un tesoro”, asegura.

Según el directivo del ACSL, el reconocido corredor de Fórmula 1 se quedó más de lo esperado y compartieron varias cenas en un restaurante de moda por aquellos años, "Michell", que estaba ubicado en avenidas Lafinur y España, donde hoy hay una tanguería.

Pringles Mendoza expresa que después de varias reuniones donde intercambiaron ideas y armaron proyectos, Fangio prometió que se encargaría del sueño provincial a la brevedad. A la semana, durante una reunión de comisión directiva del Automóvil Club sonó el teléfono y para sorpresa de todos era quien los había visitado hacía unos días. Los llamaba para darles un mensaje clave: la comitiva local debía viajar a Buenos Aires para una entrevista con el presidente del ACA.

"El viaje se hizo en la cupé Torino de Tosco, viajaron ‘Lulo’, Jorge Fúnez Gez, otro dirigente más y pasaron por Río Cuarto a buscar a Carlos ‘El Pájaro’ Garro. Fernández y yo, fuimos en ómnibus”, rememora.

En la sede del ACA, los atendió César Carman. Él les transmitió que Fangio había aconsejado que tuvieran en cuenta a los sanluiseños. "Después de almorzar y darnos el visto bueno al proyecto, regresamos a San Luis, se había logrado el objetivo. Nos mandaron de veedores y asesores a los colegas del Automóvil Club Mendoza y nos pusimos a trabajar inmediatamente”, vuelve a emocionarse como aquella jornada.

Los dirigentes domésticos comenzaron a diagramar lo que en el futuro sería un circuito “semipermanente”, como lo había llamado Juan Manuel Fangio. El gobierno provincial le dio un nuevo riego asfáltico (el primero se lo había dado la gestión de Elías Adre y de Alfredo Enrique Morel, cuando era el subsecretario de Industria y Comercio), ‘El Turco’ Ismael Amado cortaba las cubiertas por la mitad para enterrarlas para contención en las curvas, armaron los boxes, repararon las banquinas y otros barrían el circuito.

 

Entrevista exclusiva. Daniel Ramallo y Carlos Emilio Bassi a solas con el quíntuple campeón mundial de Fórmula 1.

Entrevista exclusiva. Daniel Ramallo y Carlos Emilio Bassi a solas con el quíntuple campeón mundial de Fórmula 1.

 

"El brigadier Marcilese nos regaló los guardarrail que se pusieron en los boxes, todos colaboraban, y algunos, con el tiempo, fueron excelentes dirigentes: Mana, Adorno, Alessio, Tosco, Sosa, Grillo, Ballestero, Tito y Víctor Anzulovich, Ramón Testa, Enrique Morel colaboraba con dinero. Toda la dirigencia que trabajaba ad honorem estaba presente”, reconoce.

Poco tiempo pasó para que la primera carrera fuera un hecho. "Fue una fecha del Zonal Cuyano, la expectativa era grande y hubo mucho público (la preparación era casi libre con dos carburadores), ese día estuvieron en la línea de largada ‘El Turco’ Maluff, Víctor y ‘Toto’ Anzulovich, Juan Carrizo, ‘Kelo’ Vallejos, ‘El Gordo’ Cangiano, y Carlos Bassi, que lo hacía con una Fiat Multicarga 1500 blanca y tenía la mecánica de Juan Raúl Sosa. que era campeón zonal”, detalla.

“La presencia de Fangio en San Luis fue un hecho fortuito, al que la dirigencia del Automóvil Club supo sacarle provecho. Él siguió colaborando con la dirigencia de San Luis y nunca olvidamos su presencia de hombre humilde y bueno, pese a los pergaminos que traía”, admite Pringles Mendoza.

 

 
Al Instante

>
Rally Argentino en San luis